Marina Abramovic y la Intensidad de las Emociones

Marina Abramovic y la Intensidad de las Emociones

Para este análisis quisiera tomar uno de los videos que más me han impactado a nivel emocional.

Antes de comenzar a explicar las expresiones faciales y la comunicación no verbal presentes en este video, quisiera ponerlos en contexto.

Marina Abramovic es una artista Serbia que inició su carrera en los años 70s. En la mayor parte de sus trabajos utiliza su propio cuerpo como lienzo en blanco e involucra al público para explorar los límites físicos y mentales.

Justo en 1976 conoce a Uwe Laysiepen (Ulay) y comienza a realizar trabajos en conjunto, pero lo más relevante es que formaron una relación sentimental de muchos años.

Fue en 1988, que tras una serie de motivos y acontecimientos, se separaron de una forma bastante artística con el performance llamado “The Lovers” el cual consistió en que cada uno de ellos estaban en un extremo de la Murralla China y realizaron una caminata de 2,500 km para encontrarse justo en el centro de la muralla, despedirse con un último abrazo y no volverse a ver, trabajar juntos ni comunicarse.

Hasta que 23 años después, en Mayo del 2010, en el MoMA se realiza una exposición y retrospectiva del trabajo de Marina incluidos los trabajos con Ulay.

Marina durante una cantidad enorme de horas se encuentra sentada en silencio, con una mesa de por medio donde cada uno de los espectadores tienen la oportunidad de sentarse frente a ella sin decir una sola palabra, solo observarse.

Marina no tenía idea de que Ulay estaría ese día frente a ella.

Y eso es lo que hace este video tan emotivo. Porque es mediante las expresiones faciales, el tacto y la proxemica que podemos ver tantas emociones.

Link del video:

Comenzamos con esta expresión facial de sorpresa:

MarinaAbramovic01

Se presenta de manera breve y casi imperceptible. Podemos observar los indicadores faciales correspondientes:
1. AU1: Cejas internas se elevan
2. AU2: Cejas externas se elevan
3. AU5: Párpado superior se eleva
4. AU26: La mandíbula se relaja y se “cae”
5. AU27: La boca se abre

Casi inmediatamente, ocurre un ajuste emocional y la sorpresa se sustituye con una sonrisa con indicadores faciales sutiles:
1. AU7(Los párpados se contraen)
2. AU12: Las comisuras se elevan

MarinaAbramovic02

En Ulay podemos observar una sutil AU15 (Las comisuras labiales descienden) lo cual corresponde a un indicador facial de tristeza y posteriormente su cuerpo actúa como regulador emocional al corregir la postura, lo pueden observar en el video.

MarinaAbramovic03

Comenzamos a ver en Marina una gran presencia emocional al observarla tragar saliva (BC80) y al liberar la tensión suspirando. Al ser estos movimientos, pongo las imágenes como referencia a los segundos para ser observados en el video.

MarinaAbramovic04

MarinaAbramovic05

Ulay hace lo propio también al liberar tensión al soplar (suspirar) (AU33)

MarinaAbramovic06

A partir de este momento comenzamos a ver una fuerte contención emocional por parte de ambos. Marina comienza a mostrar lagrimas, sin indicadores faciales de tristeza pero si de contención y ansiedad como sacar la lengua y pasarla por los labios (AU37).

MarinaAbramovic07

En adición y siguiendo con esta lucha interna entre contención y liberación emocional, Marina vuelve a suspirar pero ahora con un ligero descenso en los párpados superiores, indicador facial de tristeza.

MarinaAbramovic08

Marina, al fin, estira sus brazos e inclina su torso hacia delante para reducir la distancia entre ellos.

MarinaAbramovic09

A lo cual Ulay responde con una expresión facial de alegría con los siguientes indicadores faciales:
1. AU7: Los párpados se contraen
2. AU6: Las mejillas se elevan
3. AU12: Las comisuras se elevan

MarinaAbramovic10

Para al fin, después de 23 años de no verse ni comunicarse, establecer contacto físico –aunque sea por unos segundos- con aquella que alguna vez fue su pareja.

A manera de conclusión, con este breve análisis quise demostrar que no se necesitan forzosamente palabras para demostrar emociones. Si somos conscientes de nuestras propias emociones y las emociones de los demás podemos, en primer lugar, recuperar y fortalecer la empatía. Y en segundo lugar, podemos dejar las palabras por un momento y dejar que nuestro cuerpo se exprese por nosotros.

Germán Copka

Germán Copka Rocha

About Germán Copka Rocha

Aspirante a la Certificación en Kinesics Coaching. Criminólogo. Involucrado, responsable y perseverante con una emotiva y constante actitud por seguir aprendiendo. Contáctalo aquí